Archive

Archivo de Autor

III.- ¿Sueño?

Una gran explosión causo alboroto en el pequeño pueblo de Sajoht, la gente comenzó a salir de sus hogares para ver lo que sucedía. Una gran cantidad de humo y polvo se levantaba en un lugar cercano del pueblo.

Una chica de unos 17 años se acerco al lugar donde ocurrió la explosión, y vio que había un gran cráter. El cráter era hondo, de unos 15 metros de profundidad, la personas se comenzaron a reunir alrededor de dicho lugar para poder observar lo que había pasado, en eso se comenzó a sentir un temblor, primero suave, luego mas fuerte. Los que estaban lejos del cráter comenzaron a gritar diciendo a los demás que se alejen, pero la chica que se había acercado primero se quedo mirando, algo le decía que no se moviera del cráter.

– Margaret, aléjate de ahí que te puedes caer, grito una señora
– Aléjense ustedes, respondió ella.
– Acaso estas loca, volvió a gritar la señora, no te quedes ahí parada, ven con nosotros.
– Algo malo va a empezar en este momento, por favor aléjense…

En eso, una voz de tono áspera hablo detrás de ella:

– Hola Margaret, ¿Nos estabas esperando?

Margaret se sobresalto, la habían tomado por sorpresa. Volteo lentamente y vio la figura de un hombre, que le era muy familiar, era alto, blanco, de unos ojos amarillos penetrantes.

– ¿Te quedaras callada Margaret?, prosiguió hablando el hombre, no me digas que no te acuerdas de tu hermano.
– Ca-Carlos, tartamudeo Margaret. Pensé que…
– Pensaste que nunca me volverías a ver, querida hermana, respondió el hombre con un tono de sarcasmo en su voz.

Margaret se quedo nuevamente callada. No entendía lo que estaba pasando, su hermano Carlos había muerto hace dos años. Estaba segura, porque él murió en sus brazos. Él murió tratando de salvarla…

– tú no eres Carlos, respondió Margaret con una voz firme.
– Claro que lo soy, pequeña hermanita, soy Carlos, pero no el Carlos que conociste, ahora soy alguien con poder de hacer lo que sea, y he venido por ti, por que yo se que eres una Énkeli.

Toda la gente del pueblo se quedo callada, no entendían que pasaba; miraban a Margaret y miraban al hombre, que sin lugar a dudas era el hermano de ella, que había muerto hace ya dos años.

– ¿Cómo sabes que soy un Énkeli? Pregunto Margaret un poco confusa.
– Quieres saberlo… pues te lo diré, ya que dentro de unos momentos estarás muerta y no importara.

Yo ya pelee contigo, Énkeli Life (Ángel de la vida), hace mas de mil años peleamos, cuando nosotros encontramos la piedra Rebite, comenzó a hablar Carlos, y obtuvimos cuerpo propio, comenzamos una guerra para acabar con su mundo; y así poder reinar nosotros, los Demons.

En esa guerra te conocí, Énkeli Life, tú casi logras matarme, sino fuera por que logre huir a tiempo, o es que acaso no te acuerdas. ¿Acaso no recuerdas que tú eras la líder de la segunda revolución, la que logro derrotarnos con ayuda de tus amigos, y así encerrarnos de nuevo?

Margaret se que pensando… tenia razón, pero porque no se acordaba bien de lo que él le estaba contando… acaso un Énkeli perdía la memoria cada vez que entraba en otro cuerpo… Ella sabia que era un Énkeli, sabía que era un ángel, pero no sabia nada mas… no sabía su misión, o que es lo que tenia que hacer.

– Y como se que lo que me dices es verdad, replico Margaret.
– Pues si quieres créeme, solo te digo esto, porque será lo último que oigas en tu vida, respondió Carlos.

En eso Carlos se acerco con la palma de la mano extendida, queriendo atacar a Margaret. Ella miro asustada la mano de su hermano, retrocedió unos pasos, tropezó y callo en el suelo….

***

La lluvia caía suavemente, era casi las 3 de la mañana, y Margaret no podía dormir, aquel sueño, no había sido un sueño, era un recuerdo que ya había olvidado…

Alrededor de las 5 de la mañana se levanto y se fue a la cocina a poner agua a hervir. Después de eso se acostó en su cama a descansar un rato más.

Lejos de ahí, un hombre encapuchado se acercaba lentamente a la casa de Margaret. Llevaba puesto una capucha color plomo, que le tapaba la cara. Llego, toco la puerta y espero; dentro de la casa se oían pasos que se acercaban a la puerta. Era Margaret quien se acercaba a la entrada de la casa a ver quien era el que tocaba.

Ella abrió y vio al encapuchado.

– Hola hermana, hablo el encapuchado, después de muchos los años que te vuelvo a ver.
– ¿Tú? Respondió Margaret, pensé que no te vería nunca más.
– ¿Creíste que por lo que paso esa vez te dejaría con vida? Pues no hermanita, he venido a acabar con lo que empecé hace unos años atrás.

El hermano de Margaret, Carlos, se quito la capucha, parecía que no habían pasado todos esos años para él, se veía joven; como si aun tuviera 20 años.

– Lo lamento Margaret, pero debo de hacerlo…

Carlos apoyo su mano abierta al pecho de Margaret, ella solo lo miro y sonrío; él retiro con fuerza su mano, y algo plateado salio del cuerpo de ella.

Margaret caía lentamente al suelo, como si todo estuviera en cámara lenta; finalmente cayo sin hacer mucho ruido. Ella había muerto.

Ya no te interpondrás en mi camino, hermana…

*Hace unos años*

Una explosión había ocurrido en el pueblo de Sajoht. Toda gente del pueblo estaban afuera de sus casas para ver lo que había ocurrido. Vieron a una chica que estaba parada cerca del lugar de la explosión, ella estaba hablando con un joven.

Es por eso que he venido a matarte. Carlos se acerco con la palma de la mano extendida, queriendo atacar a Margaret. Ella miro asustada la mano de su hermano, retrocedió unos pasos, tropezó y callo en el suelo. Miro a los fríos ojos de su hermano, y en eso una energía interna comenzó a rodear el cuerpo de Margaret. Se levanto de una manera ágil y cogió la mano extendida de Carlos.

– Hoy no moriré, Demon Fire (Demonio de Fuego) Luego lo golpeo con una fuerza inimaginable. Carlos cayó lejos de ella.

Él se levanto, sangraba un poco de su boca.

– Me las pagaras hermanita, dijo Carlos con una sonrisa.
– Nunca más nos volveremos a ver, respondió Margaret, adiós, Carlos…

***

Drisell escucho un sonido que provenía de la entrada de la casa. Se levanto y se acerco hacia el lugar donde ocurrían los ruidos. Miro el lugar y no pudo aguantar un grito cuando vio a su abuela tendida en el suelo.

Todos los demás chicos; Kerick, Andres y Rouse, se levantaron al escucharla y se acercaron a donde Drisell estaba, los tres la miraron y luego miraron al suelo, ahí yacía Margaret, en el frío suelo, sin respirar, pero con una pequeña sonrisa dibujada en la cara.

No podían creerlo, ¿Quien había hecho eso?, ¿Por qué habían matado a Margaret? Miles de preguntas cruzaban por sus cabezas.

– Que paso acá Drisell, dijo Andres acercando a ella y abrazándola; Drisell también lo abrazo y se apoyo en su pecho, sollozando.
– No lo se, replico ella, con una voz triste. Cuando vine acá solo vi a mi abuela tendida en el suelo.
– Estas segura, hablo Rouse, no viste a nadie mas
– No vi a nadie, estoy completamente segura, contesto Drisell.
– Ya dejen de estar preguntándole cosas, hablo Kerick; acaso no ven como se encuentra.

Todos se quedaron callados. Andres la abrazo más fuerte y le acaricio la espalda. Instantes después se escucharon unos pasos que se acercaban desde atrás de ellos. Era alguien que había escuchado y visto todo desde la sombra de una esquina de la habitación.

Categorías:Uncategorized

II.- La Piedra Rebite y el origen del mal

Hace miles de años en el proceso de la creación de la tierra, comenzó a hablar la abuela, se formo una piedra única, la piedra Rebite, es un mineral indestructible, que lo buscan los “Demons” para volverse inmortales y llegar a la superficie de la tierra sin necesidad de huéspedes y así liberar todo su potencial poder y gobernar todo el mundo.

Los jóvenes se quedaron callados. La historia les había tomado de sorpresa, no sabían que decir, no sabían si creerle o no, y además que eran los Demons.

– ¿Quienes son los Demons?, pregunto Andres, pensando en seguirle el juego a la anciana para que así se callara.
– Se lo que piensas Andres, piensas que estoy loca y que todo esto me lo estoy imaginando. Pero no es así, todo lo que les voy a contar a sucedido, no me pidan pruebas por que no las tengo, pero se los juro que es verdad.
– Abuela nunca me dijiste esto, dijo Drisell un poco tímida, con una voz suave y angelical.
– Hija no te lo conté por que no era el momento, dijo la abuela con tono maternal.
– Yo creo en la señora, dijo de repente Rouse.
– Gracias, pero no me digas señora, dime Margarett o abuela, dijo sonriendo.

Hubo un momento de silencio; la abuela rompió ese silencio comenzando nuevamente a contar su historia.

Como les seguía diciendo, la piedra Rebite se formo junto con la tierra, por eso es que es tan importante y tan buscado por los Demons, es una piedra que le dará cuerpo propio, ya que estos Demons son espectros de formas extrañas, y la única manera que pueden estar en la superficie es cuando están en el cuerpo de un humano o tengan cuerpo propio.

Pero lo malo no es eso. Hace miles de años la piedra fue encontrada, y miles de Demons con cuerpo propio llegaron a la superficie y comenzó una pelea nunca antes vista, y así surgió el origen del mal.

Esta guerra fue de los Demons (Demonios) contra los Énkeli (Ángeles), estos han existido y seguirán existiendo dentro de los Valitaan y los Varustamot, que son humanos que llevan a un Énkeli o a un Demon respectivamente.

Hubo una pausa, ahora todos escuchaban atentamente la historia de la abuela.

– ¿Por qué sabe tanto sobre esto? Pregunto kerick a la abuela.
– Yo se sobre esto, por que yo fui una Valitaan.

Todos se callaron, se quedaron helados al escuchar esto, su nieta la miraba intrigada, todos murmuraban cosas inaudibles, mientras la abuela solo sonreía.

– Seguro dirán que estoy loca ¿verdad? Hablo la abuela con una gran sonrisa, quizás quieran una demostración, pero no se les daré, porque como les acabo de decir, yo fui una Valitaan.
– Pero ¿Cómo creerle, si ni siquiera hay pruebas? Dijo Andres un poco confuso.
– Mira hijo, si deseas puedes creerme o no, lo único que te digo es que todo lo que les he contado es verdad, todo absolutamente todo.

Nadie supo que decir, en eso la abuela se para y empieza a caminar hacia su cocina y se puso a preparar la comida, ya que ya estaba oscureciendo.
Pasaron unos minutos cuando la abuela les llamo para que se acercaran a la mesa a comer. Todos comieron silenciosamente, nadie dijo nada. Solo la abuela era la única que parecía feliz, todos los demás estaban algo confundidos y no se atrevieron a decir algo.

Al día siguiente todo cambio, volvieron a ser los mismo de antes, como si la historia de la abuela nunca hubiese sido escuchada.

Los días pasaron tranquilos, en eso, en la puesta de sol, Margaret se quedo pensativa, se dijo para si misma: “El momento se acerca…”

Categorías:Uncategorized

Maldi** Blogger!!!

6 febrero 2010 Deja un comentario

Después de 33 semanas compartiendo algunos archivos y mis creaciones en Blogger, este decidió eliminar mi blog por infracción xD


Mi blog que trataba de una variedad de cosas, contenía mangas, música, descargas, etc, etc. Dejo de existir el día de hoy: Viernes 05 de febrero de 2010.

Pero no se preocupen mis fieles seguidores, por ustedes creare otro blog, con el mismo contenido, siempre variado e innovador xD

Descansa en Paz mi blog hahahaaa: http://and3rz0n.blogspot.com

Revivirá, pero con otro nombre: http://new-and3rz0n.blogspot.com

Nunca Nadie Nos Podrá Parar

Categorías:And3rz0n

I.- Inicio de una larga amistad.

El orfanato era un lugar tranquilo, con niños corriendo de aquí para aya, el pequeño Kerick, sentado en un rincón miraba como jugaban los otros niños, justo el día anterior había llegado un niño nuevo, que tenia su misma edad. Aquel niño nuevo era flacucho, de mirada traviesa, con cabello negro despeinado. Su nombre era Andres.

El pequeño Andres se acerco a un niño que estaba sentado en un rincón del “patio grande” como lo llamaban todos los niños.

– Hola soy Andres, le dijo al niño que estaba sentado en el rincón, era un niño un poco mas delgado que el, y eso que el ya era un flacucho.
– Hola, dijo aquel niño, tenia una mirada perdida, y estaba serio.
– Como te llamas, ¿quieres jugar? Le pregunto Andres con una gran sonrisa.
– Soy Kerick, y no tengo ganas de nada.

Y sin decir nada mas se alejo rápidamente, y se metido a su dormitorio. Andres se quedo parado mirándolo como se iba.

Al día siguiente el orfanato tenia planificado una pequeña salida para que los niños se relajen en pequeño pueblo no muy lejano de allí.

Aquel pueblo era un lugar donde siempre llueve, era amplio, con grandes árboles y amplias casas, las calles aun no tenían pista. Los niños comenzaron a correr y jugar los unos con los otros.

Andres estaba hablando con una niña de su edad que se había caído por la culpa del suelo, que aun seguía húmedo por la lluvia del día anterior. Aquella niña de unos 11 años se llamaba Rouse, tenía el cabello largo y pequeños ojos azules.

– Gracias, amigo
– Llámame Andres, dijo extendiéndole la mano a la niña.
– Gracias, me llamo Rouse…

Lejos de ahí Kerick caminaba un poco alejado de todos, cuando un hombre encapuchado se le acerco.

– Así que tú eres el famoso Kerick, dijo aquel hombre que no se le veía la cara.
– ¿Quien eres? Pregunto al extraño.
– Uhm, soy quien te dará poder para poder cambiar esta vida que tanto odias. Soy aquel que te hará convertirte en un Dios.

Kerick sorprendido por lo que acababa de escuchar, se tropezó y cayó sobre el piso. Lejos de ahí Andres lo miro y pensó que le ocurría algo. Se acerco corriendo y miro al sujeto encapuchado con una mirada penetrante, mientras le daba la mano a Kerick para que este se levantara.

Aquel sujeto se volteo y dijo: “Kerick, aun no eres lo suficientemente capaz de controlar tus emociones, algún día nos volveremos a ver, eso no lo dudes…” y siguió caminando, desapareciendo entre los árboles que se encontraban frente de el.

Kerick miraba el lugar donde había estado el hombre encapuchado. En eso Andres le hablo y le dijo:

– ¿Lo conoces? ¿Quién era ese sujeto?
– No lo se, era la primera ves que lo veía.
– Que raro, me parecía un sujeto extraño, decía Andres mirando también el lugar en el que había estado el sujeto.
– Gracias por venir… perdón por mi comportamiento anterior, me llamo Kerick.
– Yo soy Andres, un gusto.

A partir de ese momento Andres y Kerick se volverían los mejores amigos, andaban de aquí a allá, parecían hermanos. Días después de lo sucedido, Andres le presento a Rouse, ellos se quedaron mirándose un largo tiempo, Rouse con una cara sonrojada y Kerick, mirando sus ojos azules un poco avergonzado.

La vida pasaba tranquila, aquel sujeto de la capucha ya no había aparecido mas, y con el tiempo paso al olvido.

Pasaron cinco años, cuando una noticia los dejo helados a los tres amigos. El orfanato iba a cerrar por que ya no tenían sustento económico. Los mayores de 15 años iban a dejarles retirarse, y los menores iban a mandarles a otros orfanatos.

Los tres amigos habían reunido un poco de dinero con los trabajos manuales que hacían en el orfanato, y se dispusieron alquilar una pequeña habitación para que vivan ahí.

Vagaron bastante tiempo, hasta que Rouse cansada no pudo más y se desmayo. Una anciana justo salía a regar cuando los vio a los tres jóvenes. Llamo a su nieta y los mando a llamar. Su nieta era una chica de la edad de ellos, muy linda, de cabellos castaños y largos. Se llamaba Drisell. Se acerco a ellos y los llamo a que entraran en su casa.

Los tres entraron a la casa de la anciana. Ella tenía los cabellos blancos como la nieve, y una mirada sabia y calculadora. Muy amablemente los saludo a los tres. A Rouse le preparo un té cargado para que se recupere. Les sirvió un poco de comida a todos. Su nieta Drisell era un poco tímida. Comía callada mientras todos hablaban amenamente de las cosas que han vivido.

La anciana que por cierto se llamaba, Margarett, era una persona que conocía cosas que otros no; cosas que sucedieron hace varios años atrás.

Pasaron los meses, y la anciana sabia que no viviría mucho tiempo, así que decidió contar todo lo que sabia a esos tres jóvenes que tanto le llamaron la atención, y a su nieta, su única nieta.

Cierto día los reunió a los cuatro, pensado en como decirle las cosas, para que en verdad le creyeran y no la tomen como una loca. En la pequeña sala que había en su casa se reunieron todos, comenzaron hablando sobre su infancia de los jóvenes, como Drisell había quedado huérfana a los 5 años, cuando sus padres murieron en un accidente de avión.

Hasta que la anciana se levanto y dijo:

– Les narrare una historia sobre el origen del mal, y la búsqueda de la piedra “REBITE”
– ¿La piedra Rebite? Repitió Kerick algo sorprendido
– Si kerick, la piedra Rebite y el origen del mal…

Categorías:Cuento: Enkeli

Enkeli

Preámbulo:

La fría llovizna caía en aquel lugar, aquel lugar donde todo ocurrió, donde todo empezó, donde todo acabara…

Pequeñas gotas caían sobre la cara de Andres, que estaba tumbado en el suelo, mirando aquel cielo oscuro lleno de nubes grisáceas; al costado yacía un joven delgado, de aspecto tranquilo; estaba parado, mirándolo con aquellos ojos fríos y penetrantes, lo miraba con desprecio, con odio, como si todo lo malo que le pasaba fuera culpa de el.

Andres, que estaba tirado boca arriba, en aquella pista fría, lo miraba con pena, maldiciéndose a si mismo por no haber podido ayudarlo, por eso necesitaba ser mas fuerte, mucho mas fuerte.

– Por que haces esto, Andres, no debiste pelear conmigo, tu sabias que no tendrías posibilidades de ganarme…
– Hice esto por que eres mi amigo, Kerick, no puedo dejar que te manipulen, tu no eres así, yo te conozco, tu eres mejor…

La llovizna había incrementado su intensidad, Andres seguía hablando con Kerick:

– Kerick, ven conmigo, tú sabes que puedes contar con nosotros, además ¿ya has olvidado a Rouse? Ella esta sufriendo por ti…
– Rouse ya no existe para mi, todo a cambiado Andres, la vida cambia, las cosas cambian… Yo ya no puedo volver con ustedes, entiéndelo.
– Nunca lo entenderé, por que tu eres mi amigo…

El movimiento de Kerick fue rápido, en pocos segundo tenia la mano abierta en el pecho de Andres, como queriéndole sacar algo.

Lo lamento Andres… Kerick saco su mano con fuerza, algo plateado salía del cuerpo de Andres. El cuerpo de Andres caía lentamente sobre la fría y húmeda pista, la lluvia ahora minoraba su intensidad, pequeñas gotas caían en todos los alrededores del aquel lugar…

Los fríos ojos de Kerick estaban clavados en el cuerpo de Andres, mostró una mueca de desagrado y comenzó a caminar, perdiéndose en la niebla del lugar…

Categorías:Cuento: Enkeli

Por que NO usar IE?

9 enero 2010 1 comentario

Habiendo tantos buenos navegadores web como el: Firefox, Google Chrome, Opera o Safari; aun hay gente que se resiste a dejar el poco útil y comercial Internet Explorer.

¿Por qué?

Hay muchos motivos, uno de ellos es que ya viene instalado con tu Winbug Windows (Que con cada versión se va volviendo mas desastroso bonito :D) Osea ni siquiera te dan a elegir, defrente te lo presentan y te obligan usarlo.

Otros motivos citare de esta web http://www.danielclemente.com/navega/popup.html:

* Obliga a los webmasters a hacer dos versiones de sus páginas: una para IE y otra para el resto de navegadores. ¿Alguna vez has pensado por qué? Pues es porque Internet Explorer no se comporta según las normas (los estándares como HTML o CSS), mientras que los demás navegadores sí. Eso obliga a que una página bien hecha tenga que ser estropeada para que se vea bien en IE, perjudicando así a los demás navegadores. Sobre todo pasa con los CSS (bugs, más bugs).

* No está hecho para ser un buen producto sino para dominar y quedarse con una parte de Internet, tal como explico en el apartado anterior (y hasta lo dicen ellos). Eso te afecta a ti también, y mucho, porque hace que no innove.

* Es un programa anticuado: sólo se actualiza si ve que peligra su cuota de mercado, y cuando lo hace se limita a copiar a los demás (pero casi siempre es el último). Le ha pasado incluso con funciones muy útiles, como la navegación por pestañas, bloqueo de popups/imágenes/cookies/scripts, búsqueda fácil, gestor de descargas, gestos con el ratón, etc. Y realmente valen la pena: por ejemplo, las pestañas (tabs) facilitan mucho el trabajo; pero mientras que la mayoría de los navegadores permitían usarlas, Microsoft tardó varios años en copiarlas en IE. Lo mismo pasa ahora con muchas otras utilidades.

* En mi página quiero usar estándares web, como XHTML, CSS y PNG, porque me parecen muy sencillos, elegantes y compatibles con todo… excepto con IE. Por ejemplo, el PNG es un formato gráfico del estilo del GIF pero mucho mejor; aunque es un formato libre (todos pueden ver y usar los algoritmos) Microsoft decidió implementarlo mal, y cosas peores pasan con el CSS (hojas de estilo). Los webmasters estamos cansados de tratar con tantos fallos de IE.

* Técnicamente, es un desastre: tiene muchísimos fallos de seguridad (algunos se arreglan, otros no) que permiten que sólo por ver una página se abra un programa de otra persona en tu Windows. ¿Que tú no tienes ganas de preocuparte de estos fallos? Entonces IE no es el navegador adecuado. Otros no tienen estos problemas.

* Es un programa de Microsoft; ¿quién quiere a Microsoft? Todo lo que hace es para quitar libertades a los usuarios: licencias, contratos, falsos rumores, dependencia, patentes de software, juicios, denuncias… Yo no quiero tener nada que ver con una empresa así; como informático Microsoft no me representa, y como usuario tampoco ya que no cubre mis necesidades.

Esas son unos de los pocos motivos por los cuales NO debemos usar IE.

Yo uso Firefox por varios motivos, como:

  • Es mas rápido.
  • Mas personalizable.
  • Acepta Pluggins y Complementos para mejorar el desempeño del explorador.
  • Se visualizan mejor las paginas web
  • Es de código abierto.
  • y muchas mas…

Ahora que esperas?

Instalate en Firefox (O Google Chrome, Opera, Safari) y vive una mejor experiencia navegando por la web.

Ahí te dejo el enlace para que lo descargues: http://www.mozilla-europe.org/es/firefox/

Categorías:And3rz0n

Hola Gente

Hola gente 😀

En este blog pondré mi opinión sobre temas que ocurren a mi alrededor, que es mi punto de vista, y que no me importara expresarme como venga el caso 😀

Visiten mi blog de temas de todo tipo: http://new-and3rz0n.blogspot.com

Categorías:And3rz0n